RUTA 8: LA VALL DE BOÍ

Ruta independiente tenían que ser las nueve iglesias o, para ser más exactos, ocho iglesias y una ermita, que el 30 de noviembre de 2000 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El orden en que las visitéis os lo marcaréis vosotros, pero es conveniente acercarse hasta el Centre del Romànic de la Vall de Boí, en Erill la Vall, donde organizan visitas guiadas tanto para grupos como para el público en general y donde os darán cumplida y completísima información sobre todas las edificaciones.
Nos encontramos, por otro lado, muy cerca del Parque Nacional de Aigüestortes, con lo que el románico que atesora este pequeño valle de los Pirineos puede ser una excelente oportunidad para acercarse a una zona con numerosísimos y variados atractivos en la que pasar una prolongada estancia (foto 1).

TAÜLL: SANT CLIMENT Y SANTA MARÍA AL FONDO.

En nuestro recorrido por el patrimonio monumental del valle, nosotros empezaremos la visita por aquellas edificaciones más alejadas de su entrada, es decir, por la villa de Taüll, donde se encuentran quizá las dos iglesias más conocidas del grupo: Santa Maria (foto 2) y Sant Climent (foto 3). En su interior se han reproducido parte de las pinturas murales que decoraban sus muros, hoy en día expuestas en el MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya).

SANTA MARIA DE TAÜLL. SANT CLIMENT DE TAÜLL. SANT JOAN DE BOÍ.

Iniciaremos el descenso hacia el valle de la Noguera de Tor por la L-501 que, en apenas un par de quilómetros, nos deja en Boí, donde visitaremos la iglesia de Sant Joan (foto 4). Salvo Cardet y Coll, todas las poblaciones quedan separadas por escasa distancia, lo que facilita mucho un recorrido completo. Ya al otro lado del río, en pleno centro del núcleo urbano, la iglesia de Santa Eulàlia d'Erill la Vall (foto 5) queda a unos cinco quilómetros de Boí. Conviene dejar el vehículo antes de entrar en el pueblo, en un espacio acondicionado para la ocasión.

SANTA EULÀLIA DE ERILL LA VALL. SANT FELIU DE BARRUERA. IGLESIA DE LA NATIVITAT DE DURRO.

Nos incorporamos otra vez a la L-500 y nos dirigimos hacia el sur para acercarnos hasta la iglesia de Sant Feliu de Barruera (foto 6) en la parte baja del pueblo, junto a la Noguera de Tor. Con esta serán ya cinco las edificaciones visitadas con lo que, probablemente, habrá llegado la hora de comer. Nosotros deshicimos lo andado y regresamos hasta Taüll para hacerlo en el Restaurant El Fai, con excelente servicio y una inmejorable vista sobre Sant Climent (ver foto).

SANT QUIRC DE DURRO. SANTA MARIA DE CARDET. L'ASSUMPCIÓ DE CÓLL.

Nos quedan cuatro iglesias para completar el conjunto. Tal vez, visitarlas todas en un día os resulte un poco excesivo, pero hay tiempo suficiente para ello. En cualquier caso, siempre podéis optar por dividir la ruta en dos partes y ocupar así todo un fin de semana para recorrer el valle. Ya os hemos comentado que además del patrimonio románico las posibilidades que ofrece son muchas. Podríais, por ejemplo, dedicar la tarde a llegar hasta el Estany de Cavallers (ver foto) y pasear un trecho por la senda que conduce al refugio Ventosa-Calvell; o aproximaros hasta la entrada del parque nacional en el valle recorrido por el Riu de Sant Nicolau.
Si, por el contrario, os apetece seguir con el románico del valle, deberéis tomar la carretera que desde Barruera asciende hasta Durro, localidad en la que se encuentra la iglesia de La Nativitat (foto 7), en el centro urbano, y, un poco más allá del pueblo, en una explanada desde la que se domina todo el valle, la ermita de Sant Quirc (foto 8).
De nuevo en la L-500, nos dirigiremos hacia la confluencia de la Noguera de Tor con la Noguera Ribagorçana. En el camino, dos desvíos a nuestra derecha nos llevarán hasta Santa Maria de Cardet el primero (foto 9), y l'Assumpció de Cóll el segundo (foto 10), templo con el que se cierra esta ruta.
(Publicada el 27 de Julio de 2012)