aüll: ant liment

Los señores de Erill, feudatarios del Compte de Pallars, fueron los impulsores, tras un viaje a Roma, de la construcción en estilo lombardo de las dos joyas del románico de la Vall de Boí: Santa Maria de Taüll y el templo que ahora nos ocupa, Sant Climent.
Sant Climent es un edificio de planta basilical de tres naves separadas por pilares cilíndricos, rematada a levante por una cabecera triabsidal y con cubierta de madera a dos aguas. Su construcción data de una época a caballo entre los siglos XI y XII, probablemente sobre los restos de una edificación anterior, siendo consagrada el 10 de diciembre de 1123, un día antes que Santa Maria. Las pinturas murales fueron descubiertas en 1920 por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, ocultas tras un retablo barroco. Adquiridas por la Junta de Museus, quien encargó a unos técnicos italianos todo el proceso, fueron arrancadas y trasladadas al Museu de la Ciutadella, precursor del que hoy en día es el MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya), donde están expuestas en la sección dedicada al románico catalán. Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1931 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en noviembre de 2000.

CABECERA. EXTERIOR. INTERIOR.
Haced clic sobre los iconos