a eu d'rgell: atedral de anta de aria

La primitiva catedral d'Urgell data del siglo V. En época visigótica, Urgell se convirtió en capital eclesiástica pirenaica, siendo Justo su primer obispo, según consta en un documento de 527 en el que aparece su nombre junto al de otros obispos asistentes al segundo concilio de Toledo. Ocupan la sede episcopal obispos de gran influencia, como Félix, antiguo abad de Sant Serni de Tavèrnoles, en 781, y Sisebut que reconstruye la catedral visigótica, destruida por los musulmanes, con el apoyo de Carlomagno. La consagración de Santa María se produce en el año 839. A partir del siglo XI se emprende una reconstrucción de la catedral, bajo el mando del obispo Ermengol, convertido en santo y patrón de Urgell al poco de su muerte. Ermengol transforma el edificio catedralicio en un complejo formado por cuatro iglesias:Santa María, Sant Miquel, Sant Pere y Santa Eulàlia. Un siglo después el obispo Ot emprende una nueva reforma. Los sucesores de San Ot siguen con la obra, pero es el arquitecto Ramón Lambard quien le da el impulso definitivo. La catedral de Santa María se convierte en un edificio único realizado con una técnica constructiva y plástica que muestra la evolución del estilo lombardo, al igual que se estaba produciendo en edificios italianos y germánicos en los inicios del siglo XII. El templo ha llegado hasta nuestros días con algunos elementos destruidos o, tal vez, inacabados, como las dos torres o el cimborrio.

CABECERA. CLAUSTRO. EXTERIOR. INTERIOR. PORTADAS.
Haced clic sobre los iconos