hedo del utrón: uestra eñora de la sunción

En el románico burgalés se han destacado varias escuelas o filiaciones. Una de ellas sería la originada en Silos o silense, donde numerosos artífices, que luego trabajaron en otras comarcas de la provincia, recibieron la influencia de los grandes maestros que esculpieron el claustro. De entre todos los ejemplos en que se ha reconocido la influencia silense, Ahedo destaca por su excepcional portada, en la que varios de esos discípulos, dotados de una gran técnica, trabajaron.
En todo caso, del templo románico solo se conserva en su integridad el muro sur, aunque parte de él queda oculta por la construcción de añadidos posteriores. Cronológicamente se remonta a la segunda mitad del siglo XII. Toda esta fachada queda protegida por un pórtico renacentista del siglo XVI, época a la que corresponden también las importantes modificaciones que resultaron en el edificio que hoy observamos. Lo más interesante del edificio queda pues en el exterior, del que os describimos las arcaduras ciegas, la ventana y la portada.

EXTERIOR. PORTADAS.
Haced clic sobre los iconos