ger: rmita de la ertusa
CÓMO IR

Desde el pueblo de Corçà sale una pista señalizada con el indicador "Congost-Pertusa" que en apenas dos quilómetros nos deja junto al sendero que conduce a esta pequeña ermita construida en un terreno mínimo al borde mismo de los acantilados que penden sobre el embalse de Canelles (foto 1). Formaba parte de un conjunto fortificado (fotos 2/3) del que apenas se conservan restos y la referencia documental más antigua de la que tenemos constancia data del año 1162, en que aparece con el nombre de "petrapertusa".

VISTA DESDE EL CAMINO DE ACCESO. RESTOS DEL CASTILLO. LA ERMITA AL FONDO. SENDERO DE ACCESO. VISTA DESDE EL NORTE.

Es una pequeña construcción que se conserva en bastante buen estado (fotos 1/4). Mide 10 metros de longitud por 5 de anchura y en planta consta de una sola nave con cabecera semicircular orientada al este. Su emplazamiento es privilegiado y desde él se obtienen impresionantes vistas sobre las tranquilas aguas del pantano de Canelles, cuya presa es una impresionante pared de 150 metros de altitud en el curso del Noguera Ribagorzana. La construcción del embalse (1960) cambió por completo el paisaje de la zona fronteriza entre Aragón y Cataluña. Cuando está lleno (679 hms cúbicos) ocupa una superficie de 1569 hectáreas y es navegable a lo largo de sus 30 quilómetros de longitud.

ERMITA Y EMBALSE DE CANELLES. ÁBSIDE. ÁBSIDE Y FACHADA NORTE.
LADO DE PONIENTE. MURO NORTE. VENTANA MURO NORTE.

En las fotos 5 a 14 os mostramos la ermita al detalle. Como podéis ver, en el ábside se practicó una abertura central de doble derrame (foto 8) rematada con un pequeño arco de medio punto trabajado en un bloque monolítico. En este extremo occidental, todavía son visibles los agujeros que se dejaron en el muro para sostener los andamios utilizados en su construcción (fots 8/9).
Por otro lado, no nos sorprenderá el hecho de que la puerta de acceso (foto 13) se situe en el muro norte ya que la ubicación de la capilla impide que, como era lo acostumbrado, se abriese en el muro sur.