RUTA 13: OLIANA Y PANTANO DE RIALB

Salvo Sant Serni de la Salsa y el puente de Ogern, las demás visitas de esta ruta han quedado "atrapadas" entre dos de las más importantes obras hidráulicas acometidas en el prepirineo catalán: el embalse de Oliana al norte (1969), del que sin duda Castell-llebre es un privilegiado mirador, y el embalse de Rialb al sur, cuyas obras finalizaron en marzo de 2000. El itinerario que os proponemos es el que nosotros hicimos el verano de 2008, pero os debemos advertir de que, a pesar de que los días sean largos en esas fechas, el tiempo se os puede echar encima, sobre todo si se pretende subir a Castell-llebre andando.
Iniciaremos el recorrido en Sant Serni de la Salsa (foto 1), que queda algo apartada del núcleo urbano de Ogern (hay que seguir una pista forestal y un breve sendero). La iglesia fue restaurada en la década de los 80 del pasado siglo gracias a la dedicación e insistencia de Carme Torres, delegada de cultura de la Generalitat. Nuestro siguiente punto de interés será el puente medieval de Ogern (foto 2) sobre la Ribera Salada, afluente del Segre.

OGERN: SANT SERNI DE LA SALSA. PUENTE DE OGERN. SANT ANDREU DEL CASTELL.

Abandonaremos la cuenca de la Ribera Salada y nos dirigiremos hacia poniente hasta encontrarnos con la C-14, que tomaremos sentido norte hacia Oliana. Atravesaremos el núcleo urbano y un quilómetro más adelante, junto a un pequeño grupo de casas, nos desviaremos por una carretera local que sale a nuestra derecha hacia Les Anoves. Poco después de enfilar las primeras pendientes, un ramal a mano izquierda nos conduce hasta Sant Andreu del Castell (foto 3) que se erige sobre un promontorio rocoso que domina la Horta d'Oliana regada por las aguas del Segre.
De nuevo en Oliana podremos comer en alguno de los bares o restaurantes que flanquean la C-14 a su paso por el casco urbano. Por la tarde pasaremos al otro lado del Segre, donde se encuentran las tres visitas restantes.

Para cruzar al otro lado del río podemos hacerlo tomando la C-14 sentido La Seu y girando a la izquierda por la LV-5118 hacia Peramola o bien atravesando la Horta d'Oliana (ver mapa). La iglesia de Santa Llúcia de Tragó (foto 4) también está algo apartada del pueblo, hacia el sur, por una carretera que corre paralela al Segre. Las llaves las tiene una vecina de Tragó que vive a la entrada de la localidad junto a la carretera.
Regresaremos a Tragó y nos dirigiremos hacia Peramola, donde visitaremos la capilla de su cementerio: Sant Miquel de Peramola (foto 5), que antiguamente realizó funciones de iglesia parroquial hoy en día asumidas por la nueva iglesia también dedicada a Sant Miquel. El edificio fue restaurado en la década de los 90 del pasado siglo.
Dejamos para el final de la ruta la Mare de Déu de Castell-llebre (foto 6). Podemos llegar a ella en coche, aunque la pista es algo estrecha y no está en perfectas condiciones; sin embargo os recomendamos efectuar el camino que discurre desde el Hotel Can Boix hasta la ermita andando. No es excesivamente duro y las vistas son excelentes. Por otro lado, el hotel-restaurante es una buena opción para pasar unos días de descanso o, en su defecto, para comer.