eramola: sglésia de ant iquel

Existe poca documentación sobre los orígenes de la capilla de Sant Miquel. La primera referencia data de 1575, en que se constata el mal estado de la cubierta y su necesaria reparación. No cabe duda, sin embargo, de que nos encontramos ante un templo muy anterior que por sus características constructivas podríamos fechar en las últimas décadas del siglo XI. Se encuentra al lado del cementerio y antaño desempeñó funciones de iglesia parroquial, pero hoy en día sólo se abre en contadas excepciones. Su elemento más interesante es el ábside, que se abre directamente a una corta nave con cubierta de medio cañón. La falta de proporcionalidad entre ésta y el ábside sugiere que la nave pudiera ser un añadido algo posterior a aquél, en un momento en que los recursos económicos debían de escasear. Fue restaurada con acierto en la década de los 90 del pasado siglo.

ÁBSIDE. EXTERIOR. INTERIOR.
Haced clic sobre los iconos