scaló: ant ere de urgal

El antiguo monasterio de Sant Pere de Burgal nos observa desde un altiplano en la margen izquierda del río Noguera-Pallaresa, cerca del pueblo de Escaló. Accedemos a él por un camino de suave pendiente que nos permite disfrutar de un entorno singular. En un documento del año 859, época en la que el valle formaba parte del condado de Tolosa, ya se hace mención del monasterio benedictino y de su abad Deligat. De origen carolingio fue cenobio de monges eremitas, pero a finales del siglo X pasa a ser un monasterio benedictino femenino, con Ermengarda, hija de los condes de Pallars, como abadesa. En el año 1006 deriva en un priorato masculino y nuevamente queda vinculado al monasterio occitano de Santa María de la Grassa, aunque es reclamado por el monasterio de Gerri. El litigio finaliza con un documento de concordia entre ambos monasterios firmado en el año 1337: Grassa se quedaba con gran parte del patrimonio y Gerri con algunos de los bienes del priorato. En el siglo XI recibe muchas donaciones de los condes de Pallars que contribuyen a su apogeo, siendo uno de los monasterios más representativos del primer románico catalán con una disposición arquitectónica curiosa. Poco a poco el monasterio es abandonado y desaparece con la desamortización, limitando sus funciones a las de una capilla. Las obras de restauración se inician en 1999; se reproducen las pinturas que están en el Museu Nacional d'Art de Catalunya y se mantienen algunas originales descubiertas "in situ". Todas ellas se atribuyen al maestro de Pedret.

CABECERA. EXTERIOR. INTERIOR.
Haced clic sobre los iconos