areyo: glesia de anta aría (exterior/2)

Para el amante del románico, poco interés ofrecen estos apéndices renacentistas, barrocos y modernos. Y no debe engañarlo tampoco la torre-campanario que ocupa la esquina suroeste, obra neorrománica de finales del XIX o principios del XX, a nuestro juicio, totalmente desproporcionada. Lo genuino, desde fuera, lo veremos en la cabecera (foto 5), que detallamos en su enlace correspondiente. Sobre el resto no vale la pena extenderse mucho.

De todos modos, sí nos referiremos al pórtico renacentista donde se encuentra la puerta de acceso al templo (fotos 6/7) que sustituyó a la puerta románica original. Su arco es de medio punto, muy sencillo, y se remata con una hornacina que lleva chambrana decorada con bolas. A la derecha, y en lo alto, una abertura de doble derrame (foto 8) es quizá la única que se conserva del muro meridional.

PORTADA MERIDIONAL. HORNACINA. VENTANA.