areyo: glesia de anta aría (ábside/2)

Como siempre, os describiremos el ábside empezando por la izquierda. En el cuerpo superior de la calle sur (foto 1) se abre una ventana de un solo vano que ha visto alterado su dibujo románico por la intervención efectuada en el siglo XVII con la que se intentó darle mayor empaque, y que consistió en la construcción de una chambrana muy resaltada que apoya en dos ménsulas (enlace 2). Bajo ese gran arco se mantienen las dos arquivoltas románicas que apean sobre columnas con capiteles figurados. La antigua chambrana de puntas de diamante está muy desgastada pero se salvó de la intrusión barroca y es parecida a la que encontraremos en la ventana de la calle central (foto 2, enlace 2). Los capiteles románicos (enlaces 3/4) se decoran con motivos vegetales y bolas con caperuza.
El tramo de la cornisa de esta calle sur descansa sobre cinco canecillos: de simple caveto el primero, animal que come (enlace 5a) el segundo, cabeza de animal que mira a la derecha (5b) el 3, personaje itifálico (6a) el siguiente y, por último, mujer impúdica (6b). A la derecha de éste , el capitel de la primera columna (7/8) lleva cabezas masculinas entre motivos vegetales que parecen palmas. Con la reforma, la primera columna (enlace 9) vio cómo desaparecían algunos de los tambores de su fuste.

La ventana de la calle central (foto 2, enlace 1) es de dos vanos, separados por una columna monolítica de fuste triple cuyo capitel (enlace 4) decora su cesta con bolas y volutas. Los capiteles de las columnas laterales (enlaces 3/5) llevan bolas y zarcillos.
Los canecillos de la cornisa, de izquierda a derecha, son: bóvido con cuernos (6), figura muy desgastada (6), otro animal con pequeños cuernos (7), doble caveto (8) y figura (9) que bien pudiera ser una calavera o una cabeza de animal.
El último tramo (foto 3) lleva una ventana muy simple que probablemente sustituyó a la original románica en una reforma posterior. A su derecha, un capitel decorado (enlace 8) con un rostro humano remata la columna que, a modo de contrafuerte, ocupa la esquina entre el cuerpo inferior del ábside y el tramo recto del presbiterio. La cornisa apoya sobre el capitel de la segunda columna (enlaces 1/2), decorado con asnos afrontados, y sobre cinco canecillos, a saber: cavetos superpuestos con bola (enlace 3), cabeza humana con cinta para el pelo (4), quizás un personaje itifálico (5), cavetos con punta de diamante (6) y tres rollos verticales (6). En el enlace 7 podemos distinguir los tres primeros canecillos del tramo norte del presbiterio.

VENTANA. ARQUIVOLTAS. CAPITELES IZQUIERDA. CAPITELES DERECHA. CAPITEL COLUMNA: CABEZAS MASCULINAS. CAPITEL SEMICOLUMNA: CABEZAS MASCULINAS Y PALMAS. FUSTE INTERRUMPIDO. CAN 2: ¿ANIMAL PACIENDO? CAN 3: CABEZA DE ANIMAL. CAN 4: PERSONAJE ITIFÁLICO. CAN 5: MUJER IMPÚDICA. VENTANA. ARCOS. CAPITELES IZQUIERDA. CAPITEL CENTRAL. CAPITELES DERECHA. CANES 6 Y 7: BÓVIDO CON CUERNOS Y FIGURA INDESCIFRABLE. CAN 8: ¿OTRA CABEZA DE ANIMAL CON PEQUEÑOS CUERNOS? CAN 9: DOBLE CAVETO. CANECILLO 10: CABEZA DE ANIMAL, CALAVERA...? CAPITEL: ASNOS AFRONTADOS. CAPITEL: ASNO. CAN 11: DOS CAVETOS CON BOLA. CAN 12: ¿ROSTRO CON CINTA PARA EL PELO? CAN 13:¿ HOMBRE ITIFÁLICO? CANES 14 Y 15: CAVETOS CON PUNTA DE DIAMANTE Y TRES ROLLOS. CANECILLOS DEL TRAMO RECTO. CAPITEL: ROSTRO HUMANO.