ivanco de ena: an uan autista (interior/1)

Se habla del sepulcro de Vivanco cuando en realidad lo que observamos es sólo una parte de aquél: la lauda o piedra que cubre el sarcófago (fotos 1 a 6). El sepulcro se encuentra en medio de la nave a la altura de la portada principal. Todas las caras estan trabajadas con gran maestría, salvo aquella en que figura la inscripción de 1771 en que se nos informa del traslado de la tumba de la antigua a la nueva iglesia (la que no se ve en las fotos).

TESTERO. VISTA DE UNO DE LOS LATERALES. VISTA DESDE EL PIE. VISTA CENITAL.
PARTE SUPERIOR.
VISTA GENERAL.

El estudio detallado de la lauda lo tenéis en la siguiente página. Antes os queremos mostrar algunos de los restos románicos que se encuentran esparcidos por el interior del templo (fotos 7 a 10).

ANTIGUO CAPITEL. CANECILLO REUTILIZADO. CANECILLO REUTILIZADO. RELIEVE SEMICIRCULAR REUTILIZADO.

El primero (foto 7) es un capitel (posiblemente de la antigua portada) en el que se han representado dos aves afrontadas que vuelven los picos hacia atrás y se agarran fuertemente al ábaco. El segundo (fotos 8/9) es un canecillo en que se representa a un hombre con grandes ojos redondos y gruesos labios que se lleva ambas manos a la barbilla. Por encima de este recolocado canecillo se halla un relieve semicircular (foto 10) decorado con semicírculos concéntricos en los que vemos puntos de taladro o pequeñas cruces inscritas en círculos. De esta última pieza se ignora cuál debió ser su uso original.

,