ivanco de ena: glesia de an uan autista

A pesar de que puedan ser fabulaciones de falsas crónicas posteriores, las noticias más antiguas que se tienen sobre un templo en la villa de Vivanco se refieren a un antiguo monasterio de Santa María fundado en 963. La siguiente referencia, esa sí contrastada, es de 1244, un documento en el que Alfonso Pérez de Arnillas cede al obispo de Burgos una serie de propiedades con el fin de que se provea al monasterio de Vivanco con un altar. Con todo, de la supuesta construcción prerrománica nada nos ha quedado y de la construcción románica, de la cual no hay documentación conocida, sólo se han conservado algunos restos esparcidos tanto por el interior como por el exterior del edificio, incluso en algunos muros de las casas vecinas.
San Juan es obra del siglo XVIII promovida por Pedro Antonio de Vivanco Angulo y Ortiz, abad de Vivanco y Arceo y dueño de la iglesia parroquial. En la nueva construcción se utilizaron parte de los sillares antiguos así como otros elementos que han ido apareciendo en las sucesivas obras de reforma; pero ninguno de ellos está a la altura estética del que hace de San Juan Bautista una visita imprescindible: el sepulcro de finales del XII.

INTERIOR.
Haced clic sobre el icono