escaran: ant artí

Si nos guiamos por los documentos conservados, sabemos que en el año 914 existía un monasterio situado en Bescaran que se une a Sant Serni de Tavèrnoles en Anserall y que la iglesia de este monasterio aparece mencionada por primera vez en un documento del siglo XIV, cuando fue visitida por los delegados del Arzobispado de Tarragona. Ahora bien, ¿qué nos queda de todo aquello?
Así, a primera vista, la triste realidad es que muy poco. Nada nos ha llegado del monasterio y sus dependencias ni de la iglesia a que se referían los delegados. De todo el conjunto monástico, y no es poco, sólo se mantiene en pie el espectacular campanario lombardo de seis pisos, visible desde muy larga distancia (fotos 1 a 7).

CAMPANARIO DESDE CARRETERA DE ACCESO. LADOS NORTE-OESTE. FACHADA NORTE DESDE EL PUEBLO. LADO NORTE.
LADO NORTE: PISOS SUPERIORES. CARAS NORTE Y OESTE. LADOS SUR Y ESTE.

Habremos dejado atrás la villa de Estamariu. La carretera sigue ascendiendo y sólo se toma un respiro cuando se adentra hacia el valle en busca del pueblo de Bescaran. Es un breve tramo de unos dos quilómetros desde el que se obtienen buenas vistas del campanario (foto 1). A medida que nos aproximamos aquél se agiganta y sólo cuando nos encontramos a sus pies (foto 6) nos damos sorprendida cuenta de su esbeltez y su extraordinario valor. Debido al desnivel del terreno, no todas las caras tienen la misma altura. La más elevada mide 17 metros y es a la que le corresponden los seis niveles. La puerta de acceso se encuentra en el muro norte, el que mira al pueblo (foto 6).
Los tres niveles inferiores son, desde el punto de vista decorativo, los mas sencillos. Los dos primeros carecen de aberturas, mientras que el tercero, algo más estrecho que los anteriores, dispone de una aspillera en cada lado. La decoración de los pisos superiores es algo más compleja y la detallamos a continuación por caras.