Sant Sadurní de Gavarra y Sant Romà de Valldarques están muy próximas. Para acceder a ambas tenéis que tomar la L-511 que une las poblaciones de Coll de Nargó e Isona por el Coll de Bóixols. Si salís de Isona, poco después de pasar por el coll tomaréis un desvío a mano derecha que conduce hasta Gavarra, de la que os separan unos seis quilómetros. Cuando regreséis a la L-511, deberéis seguir carretera abajo hasta el Mas de Els Vilars, punto en el que se inicia el descenso por pista forestal en buen estado hasta Sant Romà de Valldarques. El propietario de la finca es quien tiene las llaves de la iglesia y si tenéis la suerte de que esté en casa os acompañará hasta el templo para que podáis visitar el interior.
Si, por el contrario, tomáis la L-511 en Coll de Nargó, lo más conveniente es visitar las iglesias en orden inverso. Aparte del interés por el románico, la zona tiene un gran valor paisajístico.