iones: glesia de anta aría

Siones se enclava en una de las zonas del valle de Mena que gozó de importancia geoestratégica desde tiempos remotos. La calzada romana que desde Herrera de Pisuerga y Reinosa permitía la conexión con el mar hasta Castro Urdiales así lo confirma. Más adelante, esta vía permitió la utilización de un camino secundario a la conocida ruta jacobea de peregrinación hasta la tumba del Apóstol Santiago. La población de Siones aparece mencionada en un documento del año 1011, en el que es nombrada como una de las posesiones de la abadía de San Salvador de Oña.
La iglesia de Siones fue edificada a finales del siglo XII o principios del XIII. Desde el lado sur contempla los montes de La Peña y uno de sus picos, el Peñalba. Durante muchos años fue una abadía seglar que contaba con propiedades y derechos sobre pueblos vecinos. Fue restaurada en el siglo XIX, perdiendo parte de su fábrica original, si bien es una de las iglesias románicas mejor conservadas del valle. En el siglo XX se restauró en dos ocasiones, la última gracias a la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León. En el año 1931 fue declarada Monumento Nacional.
Según nos contó un vecino de Siones, la imagen de la Virgen estuvo escondida durante la guerra civil gracias a la rápida e inteligente intervención de un familiar llegado de México, que evitó que fuera quemada; no corrieron la misma suerte otros elementos de la imaginería de la iglesia.

ÁBSIDE. EXTERIOR. INTERIOR. PORTADAS.
Haced clic sobre los iconos