ragó: sglésia de anta lúcia (interior/1)

Entraremos en Santa Llúcia por la puerta meridional, abierta en el tramo más próximo al hastial de poniente. La imagen inferior es la que se obtiene nada más franquear la portada de acceso y dirigir nuestra mirada hacia la cabecera del templo. Como sucede en muchas otras iglesias del románico lombardo, las ventanas son escasas y ocupan posición central en cada uno de los semicírculos, tanto del ábside (enlace 6) como de las absidiolas laterales (enlaces 3/10).

La conexión entre ábside y nave se establece por medio de arco de medio punto doblado que da directamente a aquélla. La cubierta de la nave es de bóveda de cañón de medio punto reforzada por dos arcos fajones. La cabecera se cubre con bóveda de cascarón o de cuarto de esfera (enlace 11). Otro tanto sucede en cada una de las absidiolas. El interior dispone de todo el mobiliario necesario para la celebración de actos litúrgicos, pero se abre al culto solo en ocasiones especiales.

CABECERA. INTERIOR. CUBIERTA DE LA NAVE. ABSIDIOLA NORTE. ARCO ABSIDIOLA NORTE. ARCO DE ACCESO AL ÁBSIDE. NAVE HACIA LA CABECERA. MURO SUR y CUBIERTA DE LA NAVE. ARCO DE ACCESO AL ÁBSIDE. ARCO ABSIDIOLA SUR. ABSIDIOLA SUR. BÓVEDA DE CUARTO DE ESFERA. MURO SUR.