an artín del ojo: a sunción (exterior/1)

La BU-V-5744 sube desde el valle del Ebro hasta San Martín del Rojo por laderas de monte bajo que abundan en vegetación. Al terminar las duras pendientes, la carretera llanea durante un trecho de unos dos quilómetros al final del cual asoma, sobre un altozano al que dan sombra algunos robles, la iglesia de la Asunción (foto 1). El pueblo, escaso, se esconde a su izquierda, donde termina la pista por la que acabamos de ascender.

VISTA DE CONJUNTO.

VISTA DESDE EL SUROESTE. VISTA DESDE EL SUR. VISTA HACIA PONIENTE. FACHADA MERIDIONAL. FACHADA MERIDIONAL.

Un breve y cómodo sendero (foto 2) nos permite aproximarnos al pórtico bajo el que queda protegida la portada meridional (fotos 4 a 6). Antes de detenerse en la portada conviene acercarse al ábside, sencillo y de buena sillería, con algún que otro interesante canecillo. El interior es más difícil de ver. Nosotros tuvimos la suerte de coincidir con un vecino de Manzanedo que guarda la llave del templo, pero no es fácil dar con él. En todo caso, en el texto de la ruta os explicamos dónde vive y si lo encontráis no creemos os pongan inconveniente para facilitaros el acceso.