allejo de ena: an orenzo (ábside/1)

La cabecera de San Lorenzo (fotos 1 a 7), incluyendo en ella los amplios contrafuertes fasciculados que la separan de la nave, se asienta sobre un zócalo escalonado que permite salvar la diferencia de nivel del terreno. Exteriormente, el tramo absidal se divide en cinco paños o calles separadas por cuatro haces de cinco columnas. De estos haces, sólo la columna central (foto 5) llega hasta la cornisa, donde se corona con un capitel que ayuda a sostenerla. Sus inmediatamente vecinas sólo alcanzan hasta 4/5 de la altura total del tambor, mientras que las dos restantes alcanzan solamente 3/5 del total, sirviendo de apoyo a los arcos exteriores de las ventanas practicadas en los paños.

VISTA DE CONJUNTO.

TRAMO SUR DEL PRESBITERIO. CALLES SUR Y SURESTE. VISTA DESDE EL SURESTE. VISTA DESDE EL ESTE. CALLES NORESTE Y NORTE. CALLE NORTE Y TRAMO NORTE DEL PRESBITERIO.

Todas las ventanas, salvo la del paño axial, están tapiadas y son un simple adorno del muro, al que dotan, sin embargo, de un marcado ritmo y gran originalidad. Sobre cada una de ellas, excepción hecha del paño 4 empezando por la izquierda donde son cuatro, se coloca una serie de tres arquillos ciegos que descansa sobre canecillos figurados que os describimos en páginas sucesivas. Si exteriormente los paños son rectos y forman un prisma de cinco caras, interiormente la planta del ábside es semicircular.